EDUCA CONMIGO

CÓMO VER las películas y CÓMO USAR las guías educativas: EL ENFOQUE Práctico-Emocional

Nuestra propuesta educativa está basada en una manera en particular de ver las películas: pedagógica, positiva y práctica.

LOS CIMIENTOS DE EDUCAFILM
Cómo enfocar nuestra mirada a la hora de ver las películas y cómo focalizarla en el momento de leer las reseñas educativas:

1. Las películas de dibujos son una fuente de aprendizaje para los niños; en nuestra mano está que sea un aprendizaje positivo, compartido y asimilado por ellos.

2. Las películas de dibujos son divertidas, despiertan la imaginación y la creatividad de los niños, ¡qué mejor manera de aprender que divirtiéndonos y estimulando!

3. La finalidad de EDUCAFILM no es evitar que los niños vean algunas películas, sino aprovechar todas y cada una de ellas para aprender de la vida, del comportamiento y de las emociones. Aprender a reconocerlas en nosotros mismos y en los demás, a gestionarlas y canalizarlas.

4. Hacer a los padres participar de manera activa en la educación de sus hijos. Contribuyendo al desarrollo emocional sano, a la construcción de la personalidad y de los valores de los niños. Escuchando y respetando su personalidad, sus opiniones y sus ideas.

Para el psicólogo social y filósofo Erich Fromm “la educación consiste en ayudar al niño a llevar a la realidad lo mejor de él.”
Por todo esto, las reseñas educativas tienen como objetivo fundamental hacer visibles para los padres esas oportunidades de aprendizaje, con el fin de aprovecharlas como herramienta en la educación de sus hijos.

LA ESTRUCTURA de cada guía es la que sigue:

1- Sinopsis de la película. En este apartado encontraremos un breve resumen del argumento de la cinta.
2- ¿Por qué ver la película? Aquí hablaremos de las razones por las que ver la película, los temas de los que trata, su mensaje; siempre desde una mirada positiva.
3- Temas oportunidad. Son la parte fundamental de la guía. Es donde desarrollamos los contenidos y acontecimientos de la historia convirtiéndolos en pedagógicos, posibilitando así que formen parte del aprendizaje emocional y social de los niños; desde un punto de vista realista enfocado al contexto de la sociedad en la que vivimos.

Podemos aprovechar cualquier película para aprender y practicar sobre inteligencia emocional, pero habrá momentos en que necesitaremos tratar temas concretos por las circunstancias personales, familiares o escolares; en esa situación será muy útil hacerlo a través del cine infantil para que el niño comprenda, acepte y asimile lo que siente y lo que ocurre.

Dentro de cada película se esconden muchas oportunidades de aprendizaje… ¡APROVECHÉMOSLAS!